lunes, 1 de diciembre de 2008

ÍNDICES DE IMPACTO, EDICIÓN REVISADA Y CORREGIDA

-¿Has visto las tetas que tiene?
-¡Cállate, cabronazo, a ver si te oye y nos saca de los agradecimientos!
-¿De qué sirve ver el nombre de uno en una tesis doctoral?
-Igual algún día salimos en el Science Citation Index. Esta ha estado en el M.I.T. y todos aquellos capullos la van a leer.
-¿Qué MIT?
-El Instituto Tecnológico de Massachussets, soplapollas.
-Creía que hablabas del Mitocondría’s Club, el Mit. Esa ha dejado empajillado a medio Instituto. ¡Qué estructura atómica tiene!
-Calla y vamos a liofilizar la leche.
-Leche, ¿eh? Y aquí el cachondo soy yo.
-No te olvides de darle al interruptor del vacío.
-El vacío sólo es un concepto. ¿Sabes cuál es la probabilidad de que dos partículas choquen en una depresión así, pongamos de diez elevado a menos 5 Torr?
-No, pero te recuerdo que esta noche hemos quedado para seguir discutiendo sobre la existencia de Dios, así, con mayúsculas. Y no te escaquees que hoy tú pones el ron, los panchitos, y las Coca-Colas.
-Igual podríamos demostrar la existencia de Dios, con mayúsculas, a través de la cromatografía de líquidos (1).
-No sabes ni lo que dices.
-Ya le tengo echado el ojo a la columna cromatográfica y al inyector.
-Sigues erre que erre y ya te lo dijimos claramente. A ver: fase líquida y fase estacionaria. Si Dios está en todas partes, correrá lo mismo en una y otra. ¿Estamos en lo que estamos? Por ahí viene.
-¿Dios?
-No, pero te levanta a las alturas. Es la buenorra.

Bibliografía
(1) Principios de Análisis instrumental, 5ª ed. Skoog, Holler, Nieman. Mc. Graw-Hill, 2000

3 comentarios:

Jesús Ortega dijo...

jajajja

qué difícil es hacer reír con la literatura, señor Cruz.

Me he quedado de veras impactado...

José Cruz Cabrerizo dijo...

Pretendía hacer una sesuda reflexión sobre los "metalenguajes", sabiendo que nuestra forma de hablar va a determinar la percepción que los otros van a tener de nosotr@s. He jugado a desordenar la baraja (amén de otras intenciones ocultas). Si al menos es divertido, de algo ha servido. Aunque hacer reír con la literatura no sé si es difícil, pero por mucho que digan me parece que se sigue considerando de segunda división.

Abrazos.

Jesús Ortega dijo...

Es verdad que se sigue considerando de segunda.

Para mí es dificilísimo. El arte supremo es hacer reír con literatura incorporada.

Mira obras maestras del humor como "El misterio de la cripta embrujada" o "El laberinto de las aceitunas" de Mendoza, o "El mundo en un pañuelo" de Lodge.