lunes, 15 de diciembre de 2008

FEEDBACK CURRICULAR


El mundo a veces anda a la pata coja. Prefieren dejarme en mi casa, mejor si no salgo, y el sueldo de funcionario de prisiones me lo endilgan en la cartilla de ahorro. Todo un contrasentido: mucha política de reinserción y mira tú, a las primeras de cambio te apartan del sistema carcelario.
Se quejan de que en el currículum de un español hay más trampas que en una película de chinos, y luego a mí me colocan en el saco administrativo que llaman “en expectativa de destino”. Con la boca medio cerrada me dicen que bien está lo que bien acaba, pero que mejor mantengamos el secretillo de mi aprobado en las últimas oposiciones para Instituciones Penitenciarias, que eso no entraba en las cuentas. Tanto rum rum de misterio, tanta culpa sobre mi reeducada conciencia, y todo por omitir en el mío, en mi currículum, lo de que estaba cursando el tercer grado en la universidad del crimen, lo de que todavía sigo en el internado tutelar del estado que llamamos cárcel.

1 comentario:

Valeria dijo...

Jejeje, toda una proeza, la del muchacho, pasarse al "otro lado". Un abrazo, Valeria