jueves, 28 de agosto de 2008

EL AMOR ES COMO LAS POMPAS DE JABÓN

Muchos opinan que en la trascendental decisión de la mujer más marrana del mundo prevaleció la fuerza de la costumbre. Pero juzgue usted el caso bajo su óptica: poco antes de la boda rompía su compromiso con el único hombre al que amó, un representante de la casa Lagarto. Le dejó en su buzón esta nota: “No sé si lo tuyo es amor, un reto, o simple publicidad. Lo siento, pero no soporto lo que te traes entre manos”.

4 comentarios:

Jesús O. dijo...

Joder. Este es cañero. Ten cuidado con lo que escribes, no te vaya a pasar lo que a Hernán Migoya...

Cris Monteoliva dijo...

Su amor por la roña era más fuerte.
Yo creo que mientras esa mujer no tenga nombre, no hay problema. Es tan sólo un relato de ficción, bastante bueno, por cierto, y no debería de emparanoyarse nadie...aunque ya sabemos que siempre hay que se siente aludido con todo, pero que americanos nos estamos volviendo todos con tanta susceptibilidad!!!

J.M. dijo...

La verdad es que antes de la boda uno debería calibrar bien qué parte te van a lavar y dejar que desaparezca por el desagüe.

Jesus Ortega dijo...

Eso es, Cris, a eso me referia, pero no se si se entendio la ironia, parece que no, tenia que haber puesto un ja ja ja para terminar el comentario. Bueno, lo siento. Precisamente. Es ficcion. Punto. Reivindico las ficciones libres de Jose Cruz. La tirania de lo politicamente correcto es nefasta, no nos libramos nadie de la autocensura o al menos del temor de la autocensura, si vamos a molestar a este o a aquella, a Flaubert ya le paso lo mismo hace ciento cincuenta agnos, que su abogado tuvo que intentar convencer al juez de que lo que se decia en la novela le pasaba a un personaje de ficcion llamado Emma Bovary, y lo alucinante es que al bueno de Migoya le paso lo mismo un siglo y pico despues pero en un contexto progre en vez de reaccionario, es decir, las feministas confundieron el "todas putas" del personaje narrador con las opiniones politicas del autor, o algo peor, de su editora... un disparate. Tal y como estan los tiempos estoy seguro de que un libro como Sobre heroes y tumbas no podria publicarse, porque el personaje narrador se mete con las personas ciegas, a las que acusa de una conspiracion mundial. Queria dejarlo claro. Acabo de venir por aqui y he leido los comentarios. Abrazos de Jesus y mi admiracion por la obra literaria de Jose Cruz.