jueves, 16 de octubre de 2008

DÍAS CONTADOS

“Sólo se muere una vez”, dijo el optimista. “Sólo se vive una vez”, respondió el pesimista. Y girando sobre los talones se encañonaron con sus armas de duelo.

1 comentario:

Cris Monteoliva dijo...

Esto es como lo del vaso medio lleno y vaso medio vacío...Por cierto, todo esto me ha dado mucha sed. Díles a esos dos que pongan en "pause" ese duelo mientras me bebo un vasito de agua.