sábado, 29 de noviembre de 2008

ÍNDICES DE IMPACTO


-¿Has visto las tetas que tiene?
-¡Cállate, cabronazo, a ver si te oye y nos saca de los agradecimientos!
-¿De qué sirve ver el nombre de uno en una tesis doctoral?
-Igual algún día salimos en el Science Citation Index. Esta ha estado en el M.I.T. y todos aquellos capullos la van a leer.
-¿Qué MIT?
-El Instituto Tecnológico de Massachussets, soplapollas.
-Creía que hablabas del Mitocondría’s Club, el Mit. Esa ha dejado empajillado a medio Instituto. ¡Qué estructura atómica tiene!
-Calla y vamos a liofilizar la leche.
-Leche, ¿eh? Y aquí el cachondo soy yo.
-No te olvides de darle al interruptor del vacío.
-El vacío sólo es un concepto. ¿Sabes cuál es la probabilidad de que dos partículas choquen en una depresión así, pongamos de diez elevado a menos 5 Torr?
-No, pero te recuerdo que esta noche hemos quedado para seguir discutiendo sobre la existencia de Dios, así, con mayúsculas. Y no te escaquees que hoy tú pones el ron, los panchitos, y las Coca-Colas.
-Igual podríamos demostrar la existencia de Dios, con mayúsculas, a través de la cromatografía de líquidos.
-No sabes ni lo que dices.
-Ya le tengo echado el ojo a la columna cromatográfica y al inyector.
-Sigues erre que erre y ya te lo dijimos claramente. A ver: fase líquida y fase estacionaria. Si Dios está en todas partes, correrá lo mismo en una y otra. ¿Estamos en lo que estamos? Por ahí viene.
-¿Dios?
-No, pero te levanta a las alturas. Es la buenorra.

2 comentarios:

Valeria dijo...

Jajaja. Muy gráfico, José. Me ha gustado.

José Cruz Cabrerizo dijo...

No tenemos remedio. Los hombres, digo.

Abrazos.