martes, 10 de febrero de 2009

IKEA


Pondría la mano en el fuego: debe haber algún latinajo que diga que la culpa no pesa lo mismo en todos los sitios. Me refiero a que por ejemplo el Código de Hammurabi no es universal, se aplica mas que en determinados territorios sin ley. Y ahora no estoy bebido, pero tampoco logro recordar la frase en cuestión, que seguro existe, no se trata de un falso recuerdo. Esa misma convicción es la que me permite asegurarle que puedo sacar a su marido del atolladero en que está metido, basta encontrar la dichosa cita. Los fundamentos prácticos ya los tengo: traer a colación el conocido caso de Kent, el novio de Barbie Melones. Kent, en un ataque de celos asesinó a un Geyperman que rondaba a su chica. La defensa se basó en que fue jugando. Lo único malo es que el chico no puede abandonar el País de los Juguetes, de lo contrario la jurisdicción ordinaria le echará el guante. Lo de su marido tiene numerosos puntos de conexión. Podríamos alegar que el crimen tuvo lugar en la República Independiente de Su Casa.

8 comentarios:

Arwen Anne dijo...

desde luego una entrada original y muy bien escrita, me ha encantado, te felicito

besos

José Cruz Cabrerizo dijo...

Me alegro de que lo hayas leído Arwen Anne, un texto solo tiene sentido si alguien ajeno lo lee.
Y si te ha gustado pues más alegría aún.

Abrazos.

La Biblioteca dijo...

Muy bueno.
Dicen que Ken en realidad era gay, asi que puede que matara al Geyperman, pero por otros motivos...
Besos,

Cris

José Cruz Cabrerizo dijo...

Bueno, Cristina, lo de Kent... Los hombres somos tan darwinianos que no soportamos la competencia. Y siempre que hay uno más guapo que uno, más encantador, más exitoso con las mujeres. Entonces damos un codazo en las costillas a nuestro interlocutor y decimos en voz baja: "ese ni metrosexual ni nada, maricón del culo". "Probe" Kent,lo que habrá tenido que soportar.

Abrazos.

Jesús Ortega dijo...

Pues a mí me ha encantado la imagen de que la culpa no pesa lo mismo en todos los sitios. Nunca lo había oído, por lo que entiendo que se trata de una invención de José Cruz (o, mejor dicho, del narrador de "Ikea").

José Cruz Cabrerizo dijo...

En el sudeste asiático ves respetuosísimos europeos "ligando" con jovencitas que aunque pasen la mayoría de edad podrían ser la amiga de sus hijas. Dudo que en su misma ciudad acudan a una disco, un after o cualquier sitio de ambiente, y mucho menos se acerquen a ninguna. Les parecería que estan intentando ligar con la amiga de su hija.
La percepción de culpa es como la atracción gravitatoria. No es lo mismo aquí que en la luna.

Abrazos y gracias por seguir leyéndome.

anabel dijo...

Pues sí, José, tienes muchísima razón: la culpa no pesa lo mismo en todas partes. Por lo visto es una cuestión de gravedad.
Besotes, me ha encantado.

José Cruz Cabrerizo dijo...

Con lector@s así, con una mirada tan permisiva, uno no se siente culpable de escribir estos pobres textos.

Besos Anabel, y feliz fin de semana.